Innovación y agilidad: ¿cómo crear MVPs rápidamente con un mindset de API First?

Jorge Román
October 31, 2023
xx
min reading time

Observando la prensa mundial o los reportes de inversiones vemos que cada día aparece un nuevo “Unicornio”. Pueden ser fintechs o neobancos como EBANX en Brasil,  Uala en Argentina, o empresas de Delivery como Cornershop en Chile. En toda América vemos una explosión de startups que se enfocan en la innovación. Las empresas existentes no se quedan atrás y crean áreas de innovación o de nuevos negocios para salir a competir a las startups, todo esto en un ciclo de competencia que potencia la innovación y la creatividad… ¿Pero qué cosas tienen en común todas estas empresas disruptivas? 

La incertidumbre

Un proceso de innovación exitoso que finaliza con un servicio o producto innovador es, ante todo, un conjunto de incertidumbres bien administradas.  Todo producto o servicio pasa por el desarrollo de una hipótesis, en la que mediante diferentes técnicas inferimos la necesidad de nuestro posible cliente y la forma de satisfacerla. Sin embargo, la última palabra la tiene el consumidor. Ellos pueden decidir si nuestra hipótesis era válida o no. Por eso nace la metodología “Agile”, con el objetivo de ser más acertados en las hipótesis y así entregar mejores productos finales.

En forma muy simplificada,  “Agile” viene a proporcionar técnicas que auspician la entrega de valor en corto tiempo y de forma continua. Esto es lo que la innovación requiere para poder validar su hipótesis de solución. La técnica más conocida y usada para este propósito es la de construcción de un MVP (Mínimum Viable Product). ¿Qué es un MVP? Es un producto que no está completamente finalizado, pero sirve para poder validar con los queridísimos clientes nuestra hipótesis, de manera de evitar o adelantar lo que indefectiblemente pasaría después de finalizado el producto o servicio y es que el cliente rechace, critique o no use la solución. La retroalimentación ocurre rápido y nos permite corregir, mejorar o inclusive “pivotar” la innovación.

¿Y las APIS?… tranquilidad, ya hablaremos de las APIS

Guía para la innovación a través de APIs

En resumen y simplificando hasta ahora,  desarrollamos y publicamos el MVP, nos enfrentamos a los clientes y obtenemos datos que retroalimentan el proceso de creación, “aprendemos rápido”, entendemos al cliente, modificamos el prototipo y volvemos a empezar. De esta forma el “Agile" cumple uno de sus principales objetivos que es la entrega de valor y el aprendizaje de forma rápida y al menor costo posible.

¿Y cómo se hace esto? bueno ahora si veremos cómo las APIs nos van a rescatar en este mundo de la innovación. 

Los nuevos negocios casi nunca se crean de la nada. Para las empresas existentes se conforman con la variación de procesos o productos existentes y para una startup, es la reutilización de servicios que se adquieren como commodities y lo que se desarrolla es el core de negocio. O sea, la forma más rápida de obtener un producto es la reutilización de building blocks de procesos de negocios, en el que la mayoría de ellos son estándares y solo alguna parte de esos procesos conforman el core del negocio, que es en donde está aplicada el diferencial de valor agregado. 

Pensemos en qué pasaría si pudiéramos diseccionar un proceso de negocio en pedazos pequeños y encapsularlos como si fueran un lego. Así, cada vez que necesite armar un nuevo productos, sólo sería necesario tomar algunos “pedazos” para incorporarlos en nuevos procesos y obtener rápidamente un nuevo producto o servicio funcionando. 

¿Cómo se hace esto? 

Estos pequeños servicios que conforman los buildings blocks que permiten rearmar nuevos procesos de negocios rápidamente son las APIs. Pero para poder lograrlo las empresas requieren de ciertos conocimientos, herramientas y procesos. 

La primera habilidad y quizás la más importante es el cambio de mindset respecto a las APIs. En muchas empresas se siguen viendo a las APIs como un facilitador técnico de integración y aunque lo son, decir que solo son eso es subestimar el poder de las APIs.  Pero para convertir a las APIs en building blocks de negocios, los que las diseñan no serán técnicos sino gente del negocio, es decir se crea un nuevo rol dentro de los equipos de proyectos; antes había solo técnicos diseñando APIs, hoy aparecen los ‘Product Owners’, que son, en forma simplificada, personas de negocio con conocimiento de APIs.

Otro aspecto es cómo monetizar el negocio basado en APIs y este también es un cambio de mentalidad, ya que habrá que entender las técnicas de monetización y pensar el negocio en forma distintas a como se  comercializan los negocios tradicionales. Aún más en algunos negocios, las APIs serán el negocio y tendremos que ver cómo comercializarlas y esto incluye el ciclo de vida completo  el engagement de los que usarán las APIs, cómo permitir generar degustación de las APIs, cómo permitir las pruebas en sandbox de las integraciones de las APIs que ofrece, entre otros  

También tendremos que medir los indicadores que me muestren cómo el negocio funciona, para esto, antes que nada, es necesario establecer los objetivos de negocio y definir al momento de diseñar la APIs, las métricas que evidenciará el cumplimiento de estos objetivos. Esta observabilidad, que no es técnica sino de negocio, es sumamente importante y a partir de estas métricas es donde se aprende y se toman las decisiones de cómo avanzar o de si pivotar o no.

Todo esto requiere de herramientas que me permitan implementar estas técnicas y cambios de mindset. Acá aparecen en escena las herramientas de API Platform que brindan seguridad, gobierno, observabilidad y agilidad a la implementación de APIs.

De nada servirá si ponemos al aire nuestro MVP y somos sometidos a un ataque de denegación de servicio o si roban los datos de las APIs. La pérdida de credibilidad destruiría la iniciativa antes de comenzar. 

El desarrollo del MVP y su modificación es un proceso continuo que se realiza frecuentemente. Por lo que es necesario que los equipos modifiquen y generen nuevos releases del producto y para lograr eso es necesario contar con ambientes bien definidos y segmentados, con roles que interactúan con estos ambientes y con procesos de cómo realizar estas tareas. A esto se le denomina gobierno de APIs. 

Todos estas nuevas capacidades que se requieren no son instantáneas ni automáticas, son procesos culturales que llevan tiempo y esfuerzos.

La forma de implementación de estas capabilities varían si son implementadas en una startup o en una empresa tradicional. La startup contratará profesionales con estos nuevos perfiles y escribirá los procesos  ( o solo ejecuta procesos sin escribirlos) mientras avanza en la creación del MVP. Una empresa tradicional probablemente intente modificar procesos existentes o redefinir profesionales. Para ambos casos hay aceleradores que logran avances rápidos y sustentables mediante el uso de las herramientas adecuadas. 

Pero eso lo veremos en otro capítulo

Inicie su transformación con nosotros

Sensedia está especializada en soluciones de arquitectura basada en eventos, con experiencia desde la creación de estrategias hasta su implementación.

Su arquitectura digital es más integrada, ágil y escalable.

Acelere la entrega de sus iniciativas digitales a través de APIs, Microservicios e Integraciones menos complejas y más eficientes que impulsen su negocio.